Organización,  Pensamientos

Listas, listas y más listas. Para mí, la clave del éxito.

Quienes me conocen saben que soy fan de hacer listas. 


Hace más de 10 años que tengo agenda de papel que me ayuda a organizar y visualizar tareas y objetivos diarios. Además tenía listas por fuera: en papeles, cuadernos y libretas, que ahora guardo en Google Keep y las puedo ver en la barra lateral cuando chequeo Gmail o editar desde la app del celular cuando estoy fuera y se me ocurre algo para anotar.


También tengo una metodología que implementé hace dos años: una visión más macro del año completo, y una mensual. En la parte de ‘notas’ de mi agenda, empecé a anotar mes a mes logros, sucesos y cosas positivas que habían ocurrido: para mí es fundamental tomar conciencia de lo logrado (sea por mérito propio o no) para tomar impulso y dar un paso más adelante. 

El juego.
Para fines del 2017 organicé una reunión/juego con un grupo de amigas para poner en práctica esta metodología: consistía en 1) anotar 10 cosas positivas del año que se estaba terminando a modo de agradecimiento/concientización 2) anotar 10 objetivos/deseos generales para el año entrante. 3) Tarea anual: Anotar periódicamente las cosas positivas de cada mes.

Yo la tarea ya la tenía hecha y sólo hice un resumen de mis logros mensuales que voy anotando a medida que van ocurriendo. La segunda tarea son deseos y objetivos que quiero para el próximo año.


Hay mucha gente que no cree que porque el 31 de diciembre es un año y el 1° de enero es otro, las cosas cambien. Pero para mí es un corte necesario, un corte obligado que ayuda a tomar conciencia del pasado y del futuro. Sin conciencia no hay verdad, y sin verdad no hay cambios. Si nunca hacemos un corte para reflexionar y accionar, vivimos en una inercia que cuando nos querramos dar cuenta ya es tarde.

Algo así pasó con el ejercicio que le planteé a mis amigas: se olvidaron de las listas, las revisaron a fines del 2018 y se dieron cuenta que no habían cumplido los objetivos. Lo que hay que dejar en claro es que las listas hay que trabajarlas todo el tiempo, por eso yo aconsejo tenerlas siempre visibles para tenerlas presentes, usar recordatorios y trabajarlas anualmente. Hay 365 días para hacerlo.

Otro tema que hubo en las listas (era la primera vez que hacía este juego y no puse pautas tan claras para no hacerlo difícil) fue que en esos 10 agradecimientos se anotaron cosas genéricas como “salud”, “trabajo”, “familia”. Está genial agradecer todo eso (que de hecho se debería hacer diariamente) pero para mí el objetivo de esa lista es que sean cosas que realmente le pasaron a uno, y que sean irrepetibles con otra persona y con otro año. Son cosas ‘únicas’ de ese año. No tiene que ser una lista de relleno para llegar a los 10 items, pero por ser la primera vez lo dejé más fácil.

Está comprobado que con listas sí hay éxito 🙂

Otro ingrediente importante es el compromiso. Al hacer la lista tenemos que ser sinceros con el compromiso que vamos a poner a cada tarea para que se cumpla, sino son simples palabras anotadas en un papel.

Mis listas son muy dispares, algunas de tareas, otras de objetivos y unas de deseos:

– Horas trabajadas a clientes

– Ideas de ilustraciones a realizar

– Cosas personales que quiero mejorar

– Tareas de trabajo a realizar

– Cómo mantener mis POD sites

– Tareas de limpieza para hacer antes de fin de año (archivos, hogar, etc)

– Notas que tomo en las reuniones con clientes.

– Cosas que quiero comprar

– Experiencias y lugares a los que quiero ir

– Publicaciones que quiero subir a mis redes

– Lista de compras y supermercado

– Cosas para hacer en días deprimentes

– Lugares, info y cosas para hacer en distintas ciudades a las que quiero ir


También tengo varios Excels:

-Finanzas (gastos mensuales/anuales, panel con ingresos pasivos de cada web, ventas, etc)

– Viajes (Lugares que quiero conocer por año, presupuesto próximo viaje, Itinerario, lista para el armado rápido y eficaz de valija)

– Claves de todos mis sitios (redes sociales, banco, computadora, tarjetas, etc) que hace poco decidí compartirlo con alguien de confianza.


Creo que es fundamental que todo emprendedor (y no emprendedor) tenga un detalle de sus ingresos y gastos, ya sea para poder vivir con un sueldo mínimo y poder llegar a fin de mes, proyectar gastos o para ahorrar lo máximo posible. Fundamental tener en claro cuánto tenemos para saber cuánto gastar y no tener sorpresas cuando llega el resumen de la tarjeta. No estoy muy a favor de usar tarjeta de crédito y menos pagar en cuotas, pero a veces es necesario. En ese caso tenemos que saber a futuro con cuanto dinero disponemos los próximos meses para poder hacer cierta compra, y al revés también, teniendo ese gasto los meses siguientes, reorganizar el resto de los gastos para no entrar en deudas.


Quiero aclarar que por más que hace muchos años hago listas y tenga un Excel con mis finanzas (tema aparte a desarrollar), el gran cambio vino cuando cambió mi carrera profesional. Esa decisión que no estaba tomando yo y la tomó otro por mí, fue el puntapié inicial a todo lo bueno que vendría después, especialmente la libertad.

Yo creo que cuando estamos trabajando con lo que queremos y tenemos que ser, ahí es cuando se alinea todo y se empiezan a acomodar varios aspectos de nuestra vida.


Y la mejor de las listas que tengo, es una que anoto en qué gastaría/invertiría si fuera millonaria. Porque si sucede, quiero que me encuentre preparada!

Related Post
El 2020 no será un año perdido (Mantra)

Decisiones conscientes. No todos son momentos buenos y en la vida hay ciclos. Lo importante no es ese ciclo sino Read more

Motivación vs. Disciplina

Tengo un pensamiento muy claro con respecto a hacer cosas que pueden cambiar nuestro futuro. Me refiero al trabajo pero Read more

Cerrando un 2019 increíble y planificando un 2020 mejor.

Es el último día del año y suelo hacer un balance general sobre mis objetivos: ver los que cumplí, los Read more

Ser freelancer generando ingresos pasivos: pros y contras.

“Tengo el trabajo perfecto y soy consciente de ello.” Éste es un pensamiento muy recurrente. Ser freelancer generando ingresos pasivos Read more