Pensamientos

Qué es la felicidad para mí.

Esta reflexión la escribí en Twitter hace unas semanas desde el Caribe (?)
Así es muy fácil hablar de felicidad, no? 😜

Más allá del chiste, ésto es lo que pienso y me gustaría compartirlo.

Sé que esto va a molestar, pero creo que la felicidad es una elección. “Ay si como si yo pudiera decidir ser feliz y no lo hiciera” Bueno, se ejercita, como muchas otras cosas.
Así como todos sabemos que ejercitar los músculos hace bien y aún así pocos lo hacen, lo mismo pasa con el pensamiento. Porque la felicidad viene de la mente. Es algo que se construye.

Para mí la frase “Si no eres feliz con lo que tienes tampoco lo serás con lo que no tienes” es muy clara: siempre estamos necesitando algo más para recién ahí ser felices, y cuando llegue eso necesitaremos otra cosa. Son todas excusas.

Porque si siempre nos falta algo es tirar la responsabilidad afuera. Pero lamento decir que cada uno elige TODO EL TIEMPO, y no elegir también es una elección.

Obvio que hay muchas situaciones desiguales y eso condiciona mucho, pero si después de 30 años seguís culpando a tu origen, mucho no querés salir de ahí.

Y también creo (acá es cuando todos me odian) que estar esperando siempre algo más, es ser desagradecido. Cuánta gente quisiera tener tu casa, tu trabajo, tu familia, tu pareja, tu vida social, tu auto, tu comida o tu cuerpo. Y nosotros queriendo otra cosa.

Cuando empezás a agradecer en vez de pedir, cambia todo. Es la misma ecuación dada vuelta. Si alguien te regala algo y no se lo agradecés porque no era exactamente lo que querías, es probable que no te regale más nada. Así pero con la vida.

Además que no se puede pretender tener resultados distintos haciendo lo mismo de siempre. Hay mucha gente que quiere cambiar su realidad pero no quiere hacer un esfuerzo. Y está perfecto, pero no te quejes.

Nada nos aleja más de la felicidad que la queja. Hay que aprender a ver la realidad de otra forma. Los que piensan que algo tiene que cambiar ahí afuera para ser felices vivirán decepcionados.

Y cambiar la realidad implica tener que estudiar, leer, escuchar, pensar distinto, actuar distinto. Cada simple acción del día repercute en el largo plazo. Y cada pequeña cosa que hacemos diariamente tiene que estar alineada con lo que deseamos porque:

Expresamos lo que somos en lo mínimo que hacemos.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *